Investigadores de las universidades de Nueva Gales y Glasgow han revelado que la falta de sueño reduce la capacidad de comparar rostros que se nos muestran por primera vez y de forma simultánea. Y no solo eso: quien duerme mal se cree más seguro de su decisión, aunque sea errónea.

La identificación de rostros resulta fundamental en empleos concretos, como en el personal de seguridad o la policía, cuyos miembros se ven a menudo sujetos al trabajo por turnos. La falta de horas de sueño tiene consecuencias muy evidentes durante el día. Algunas de ellas son la tendencia a dormirse a todas horas, los cambios repentinos de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista y aumento del estrés y la ansiedad.

En un experimento de las Universidades de Nueva Gales y de Glasgow, pidieron a una serie de sujetos con trastornos del sueño y a individuos sin problemas para dormir que respondieran a un test de reconocimiento facial de Glasgow. Este consistía en identificar dos caras que se mostraban a la vez. Como resultado, aquellos sujetos con problemas de insomnio puntuaron peor que los miembros que no presentaban falta de sueño. También observaron un dato curioso: en las decisiones acertadas, los participantes de ambos grupos se mostraban igual de seguros, pero en las respuestas erróneas, los probandos con trastornos del sueño insistían más en que su contestación era correcta. “Resulta desconcertante que personas que duermen mal no se muestren menos seguras de sus decisiones, a pesar de que un peor descanso se asocia con una menor tasa de aciertos” indica David White, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur y uno de los autores del trabajo.

Además, saltarse horas de sueño puede afectarte negativamente de la cabeza a los pies. Al dormir, nuestro sistema inmunitario libera unas proteínas llamadas citocinas, algunas de las cuales ayudan a producir sueño. Al sufrir una infección, inflamación o estrés, nuestro cuerpo necesita más citocinas protectoras, cuya producción puede disminuir por la falta de sueño. Asimismo, las células y los anticuerpos que luchan contra las infecciones se reducen en periodos en los que no se duerme lo suficiente.

 

 

Anuncios