Un equipo de investigadores de la Universitat Jaume I de Castellón ha descubierto la acción la relaxina-3, una pequeña proteína del cerebro, sobre las neuronas que resultan dañadas en las primeras fases del Alzheimer. Los resultados del estudio neurobiológico se han publicado en la revista “Brain Structure and Function”, ha informa la universidad.

La relaxina-3 es una proteína del sistema nervioso que tiene entre sus principales funciones regular la memoria espacial a corto plazo en un área concreta del cerebro, ha explicado la profesora de Anatomía y Embriología Humana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Ana Sánchez. La investigación ha revelado que cuando esta proteína está sobreexpresada puede eliminar la memoria espacial, cuya pérdida es uno de los signos del Alzheimer, ha explicado Sánchez. Los científicos de la Universitat Jaume I (UJI) han usado una técnica innovadora, puesto que es la primera vez que se desarrolla esta comprobación con animales de experimentación.

“La técnica ha permitido identificar las neuronas que son activadas específicamente por relaxina-3 y que, a la vez, son las mismas que mueren primero durante la enfermedad de Alzheimer”, ha señalado el científico del grupo de investigación en Neurobiotecnología de la UJI, Héctor Albert-Gascó. Los investigadores han hallado de manera paralela relaciones entre la relaxina-3 y el estrés:“Esta molécula se expresa en un centro alejado de su diana en el cerebro, el cual, a su vez, está regulado por procesos de estrés. Estas conexiones son muy interesantes porque abren hipótesis de regulación global de varios procesos”, han subrayado.

 

Anuncios